Saltar al contenido
Electrodomésticos Silenciosos

Electrodomésticos eficientes e inteligentes

El mercado de electrodomésticos cambia con el transcurso del tiempo. La era tecnológica ha sido capaz de adaptar nuestra casa a las necesidades actuales de la sociedad. En un contexto en el que los teléfonos y las tabletas electrónicas facilitan la conexión y la comunicación a nivel global, además de mejorar positivamente nuestras vidas, el mundo del hogar penetra en nuestras pantallas para facilitar sus servicios de una forma práctica eficiente, ecológica e inteligente.

¿Qué son los electrodomésticos inteligentes?

Se trata de dispositivos conectados a una red electrónica con la que poder monitorizar o controlar su funcionalidad. Esta nueva función ofrece la posibilidad de manejar varias funciones, con el objetivo de convertir el consumo de electrodomésticos en aparatos responsables con el medio ambiente. Es decir, este avance en la industria electrodoméstica quiere lograr una afinidad entre el ahorro de energía y la eficiencia energética.

Las diferencias, por lo tanto, con los electrodomésticos convencionales son más que evidentes y notorias: ahora el dominio de cualquier dispositivo del hogar se puede controlar a través del móvil o tableta electrónica. Para facilitar esta tarea, las empresas han desarrollado diferentes aplicaciones para acceder con tan solo un click a los servicios de nuestros aparatos electrónicos.

¿Cómo funcionan?

Como se trata de una herramienta digital, deberemos disponer de un teléfono móvil inteligente (smartphone) o una tableta electrónica con el que poder controlar las funciones de nuestros electrodomésticos. De esta forma, obtenemos un manejo real de la situación. Las aplicaciones que nos permiten obtener el manejo de los electrodomésticos son gratuitas y las empresas suelen informar de su utilidad durante la compra de los aparatos.

En este sentido, no es necesario estar cerca de los electrodomésticos para ordenarles cualquier función, por lo que la toma de decisiones se puede realizar a distancia. ¿Imaginas poner una lavadora desde el trabajo?

Esta opción también nos permite programarlos para determinados horarios clave. De este modo, nos aseguramos de que, ante un despiste o imprevisto, nuestro hogar aun así sigue funcionando para nuestra comodidad.

La posibilidad de manejar el consumo de electrodomésticos mediante nuestros aparatos electrónicos también nos ofrece la posibilidad de informarnos de una forma más rápida sobre la inteligencia de su uso. Al poseer todo el conocimiento de una máquina en nuestras manos, el usuario, además de programar, puede buscar nuevas recetas para hacer en el horno, conocer nuevos trucos e, incluso, gestionar alguna avería o comunicarse al momento con un operario para reparar incidencias.

¿Qué ventajas ofrecen los electrodomésticos inteligentes?

La capacidad del usuario para controlar los electrodomésticos inteligentes de su hogar ofrece

  • Seguridad: a la hora de fabricar los electrodomésticos inteligentes, los fabricantes apuestan por una tecnología basada en la encriptación avanzada para que el control remoto no traspase a otro dispositivos. Los datos se revisan de forma frecuente en las centrales de las empresas, dificultando la piratería informática.
    • Eficiencia energética: Tener el poder de programar con tanta precisión un dispositivo  provoca que aumente su nivel de eficacia. En este sentido, fuera de casa somos capaces de controlar el consumo energético.
    • Facilidad de uso: Un dispositivo con conexión a Internet nos permite controlar todo nuestro entorno a través de una aplicación móvil. Ya sea dentro de casa como a distancia, los electrodomésticos inteligentes funcionan y permiten cuidar la vida de los aparatos.
    • Ahorro energético: Otra de las ventajas de los electrodomésticos inteligentes también ofrecen la posibilidad de controlar su consumo desde los dispositivos móviles. Así, también contribuimos a una mayor conciencia energética, ahorrando dinero y recursos medioambientales,.
    • Practicidad y comodidad: Un hogar conectado a un dispositivo móvil permite controlar todo a través de una pantalla, pero también ayuda a personas con problemas de salud. Ya sea por voz o mediante la interacción de sonidos, los electrodomésticos inteligentes activan sus funciones, favoreciendo la accesibilidad.

¿Cómo son los electrodomésticos inteligentes?

Desde poner una lavadora desde la distancia hasta controlar los alimentos de la nevera, algunos de los ejemplos más destacables que, a día de hoy, existen en el mercado son:

  • Lavadoras y lavavajillas inteligentes: el control remoto facilita la dosificación del jabón para minimizar los recursos, controlar el consumo eficiente de agua, además de medir los niveles de suciedad de los aparatos.
  • Neveras inteligentes: la compra ya no supone problema alguno porque son capaces de conectarse a Internet para hacerlo ellas mismas o desde casa o, incluso, para ir mirando a través de la pantalla del móvil los alimentos que faltan en su interior.  A nivel energético, también permiten controlar el consumo y automatizar el sistema de descongelamiento.
  • Hornos inteligentes: integran la función de autolimpieza y, además, regulan  su temperatura y ajustan el tiempo de manera automática para, atendiendo a las preparaciones culinarias, el usuario ahorre energía y logre, además, que los platos están en su punto.