Saltar al contenido
Electrodomésticos Silenciosos

Los 5 errores más frecuentes al elegir un deshumidificador

Fallos deshumidificadores

Tener mucha humedad en tu casa es un gran problema para muchos inquilinos, especialmente durante los meses del invierno y es muy probable que, si estás leyendo esto, es porque sabes que necesitas un deshumidificador. Por ello, en esta página te presentamos los errores más comunes al elegir un deshumidificador y que deberías analizar para no cometerlos, asegurando así que haces una compra acertada.

Como sabes, estos electrodomésticos eliminan la humedad del aire bajando la humedad de tu casa a niveles adecuados. Y es que mantener un equilibrio en los valores de humedad es fundamental para evitar el moho, las alergias y vivir bajo un ambiente de confort, siendo esta la especialidad de los deshumidificadores Orbegozo.

Pero cuando la gente se decide a comprar uno se ve abrumada por la cantidad de decisiones que hay que tomar. La variedad de modelos, de diferentes tamaño y capacidades, de funcionalidades hace que sea fácil equivocarse al comprarlos.

Echa un ojo a continuación seguro que acertarás en tu compra.

1.- Elegir un deshumidificador de la capacidad de deshumidificar equivocada

La capacidad de deshumidificar de este aparato se define como los litros de humedad eliminada por día. Por ejemplo, una unidad que acumula 16 litros por día es adecuada para una habitación de 40 metros cuadrados con un nivel de humedad relativamente alto.

Muchos fabricantes indican cuántos litros pueden acumular sus deshumidificadores en un lugar con una humedad estándar (40-60% de humedad). Pero ese dato debes compararlo con la situación ambiental de tu hogar, es decir, debes saber aproximadamente el nivel de humedad en donde se va a utilizar su deshumidificador y luego compararlo con el valor estándar proporcionado.

Nuestro consejo es elegir el modelo con una capacidad mayor de la necesaria. Las razones son las siguientes:

  • En primer lugar un deshumidificador de menor capacidad gastará mucho más, pues tendrá que trabajar más horas para recoger toda la humedad. Y esto afectará también a su vida útil.
  • En segundo lugar los deshumidificadores de mayor capacidad suelen tener contenedores de agua más grandes, resultando así más práctico y cómodos.
  • Finalmente elegir el modelo de mayor capacidad ayuda en el nivel de ruido porque normalmente  funcionará con la velocidad media del ventilador, no con la máxima y esto es notablemente más silencioso.

2.- No tener en cuenta el tamaño y el peso

Levantar un deshumidificador pesado de una planta a otra o de una habitación a otra puede convertirse en una tarea imposible. Además, los deshumidificadores pesados y grandes ocupan mucho espacio en su casa.

Cuando se elige un deshumidificador de gran capacidad, normalmente los mas pesados, es fundamental elegir una unidad con ruedas y asas de transporte. Las ruedas también le ayudarán a ahorrar esfuerzos al limpiar el suelo debajo del aparato.

3.- Guiarse por el precio (el más bajo)

A todo el mundo le gusta ahorrar al comprar pero esto puede no ser lo mejor al adquirir uno de estos electrodomésticos. En este caso, los modelos baratos carecen de las características necesarias, algunas de ellas como el apagado automático y el controlador de humedad. Piensa y medita en lo que quieres antes de hacer una compra.

4.- Pensar que no te va a molestar el ruido del deshumidificador

La mayoría de los deshumidificadores hacen ruidos y vibraciones al trabajar debido a los compresores y ventiladores de su interior. Pero, por supuesto, hay modelos más silenciosos y ruidosos en el mercado. Los modelos presentados como silenciosos han tomado varias medidas para reducir el ruido aislando el ventilador o utilizando un ventilador que genera menos ruido. Una buena muestra de ellos los tienes en nuestra sección de deshumidificadores silenciosos

5.- Olvidarse de las funciones extras del deshumidificador

Muchas de las funciones extras que se encuentran en estos dispositivos son completamente innecesarias, pero hay algunas que sí nos aportan valor.

La primera es la función de apagado automático. Esta función apagará la máquina cuando el el depósito de agua esté lleno. Sin ella, podrías tener fugas que podrían causar más problemas en el futuro.

Otra muy importante a tener en cuenta es la capacidad del depósito. Algunos modelos tienen una capacidad de 25 litros, pero vienen con un cubo de vaciado de 1 litro y medio: tenlo en cuenta si no quieres levantarte a vaciar el cubo de agua cada dos horas. En entornos muy húmedos revisa también los modelos con opciones de drenaje.

Los modelos con un controlador digital de humedad del aire sirven para ahorrar electricidad, pues apagan la unidad cuando el aire está lo suficientemente seco de forma automática.